POR ConstanceZimmer

¿El semillero de Alberto Rodríguez Saá?

Escuelas generativas

Los chicos se acomodan en el piso o en sillones. Si se cansan, la maestra puede pedir el recreo en cualquier momento. No hay pizzarones, ni tradicionales, ni digitales, tampoco aulas. El avanzado método que lanzó el Gobernador de San Luis, promueve el juego, antes que un buen apunte o evaluación. ¿Qué pensás de esto?.

Las escuelas generativas como la del Club Victoria, (foto) tienen un sistema especial

Este lunes comenzaron las clases y las noticias giraron alrededor del desastre en que padres y alumnos encontraron sus escuelas (por dentro). También, los medios reflejaban la triste realidad de las promociones de jóvenes que festejaron su último año en una fiesta donde el alcohol fue el principal protagonista. Por otro lado, el Gobierno inundaba las redes celebrando su inicio escolar, como si fuese un triunfo en las urnas.

Pero en las escuelas generativas, chicos de distintas edades se acercaban (algunos por primera vez) a participar de un sistema, que según Alberto Rodríguez Saá, es innovador y para otros no es más que una escuela de futuro “jóvenes destornilladores”.

No hay pizzarrones, ni aulas, ni bancos. Ocurrencias de Alberto Rodríguez Saá

Para algunos padres, resulta extraño llevar a su hijo a una escuela generativa. Ya el nombre no cuadra y la enseñanza deja dudas al respecto. Los chicos tienen mucho tiempo de ocio, pocas responsabilidades, como así también obligaciones. No tienen los pupitres con mesas, tampoco pizarrones de ningún tipo, los cuadernos no son un peso en sus mochilas y los recreos pueden ser muchos más que en un escuela tradicional.

Para algunos tutores el cambio es radical. Sus hijos repitieron y no consiguieron banco en otra escuela.  A esto hay que sumarle la realidad que viven las tres escuelas bilingües de la ciudad de San Luis, Villa Mercedes y La Punta, que hasta los últimos días de febrero se alistaban para iniciar el nivel secundario, pero intempestivamente se suspendió por orden del Ministerio de Educación.

Este martes, muchos de esos alumnos se presentaron en las escuelas generativas para sumarse a un sistema tan insólito como controvertido. Así lo reflejan los testimonios, algunos a favor, otros en contra, de la publicación que realizó en su portal web, Radio Popular, en donde muestran las imágenes del  primer día de clases de la escuela “Corazón Victoria”.

La flamante directora de la escuela generativa "Corazón Victoria"

Mabel Domínguez, su directora dice: “No hay aulas, son espacios abiertos, entendemos que los chicos necesitan estar libres. “Acá 120 chicos vienen a aprender a estudiar y a jugar”, dice la profesora de gimnasia, habitué (junto a un grupito de jóvenes amigas), del local bailable “Fetiche” ubicado en El Durazno. Hoy cerrado porque la mayoría de los que asistían son funcionarios del Estado. 

La directora junto a amigas  de Fetiche, el reconocido boliche. 

“Pobre esos chicos, después pensamos en el futuro de la población, los Saá necesitan analfabetos para poder manejar”, dice Sergio, uno de los lectores del portal, en medio de opiniones diversas.

¿Vos qué opinas?.

Fotos: Radio Popular - Facebook -