POR ConstanceZimmer

Enloqueció: Adolfo promueve una cacería provincial de “traidores”

La dictadura de los Saá

Mientras Claudio Poggi, recorre la ciudad, recibe el cariño de la gente y agradece personalmente el respaldo en las elecciones PASO; desde Estados Unidos, Adolfo Rodríguez Saá, envía audios a sus punteros anunciando un mecanismo de presión, miedo y persecución.

 

Desde Estados Unidos envía audios organizando una cacería despiadada. Su hermano organiza todo en Casa de Gobierno.

 

En tanto, los habitantes de San Luis cada vez entienden más el concepto de unidad y esperan las elecciones de octubre para terminar de una vez por todas con el feudo que los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá pretenden mantener a fuerza de venganza, odio y persecución.

El cinco veces gobernador y tres veces senador nacional, Adolfo Rodríguez Saá, le envió un audio a sus punteros políticos pidiéndoles tranquilidad y asegurándoles que tanto él como su hermano irán a la caza de los “traidores”.  

"Sonia, en cualquier momento tendrás novedades. Yo voy a pensar cómo hacemos la estrategia para limpiar de traidores y volver a ser la fuerza invencible que siempre fuimos", dice el audio.

Lo llamativo es que Adolfo les envía el audio a una de las históricas punteras políticas, Sonia Abarca, quien años atrás supo atrincherarse en el Partido Justicialista para que recapacitarán y se acercaran a la gente.

Desde que los hermanos Rodríguez Saá perdieron las elecciones del 13 de agosto, nos han hecho más que demostrar su profundo egocentrismo y odio hacia la gente, los trabajadores, sus propios funcionarios y la sociedad de San Luis en general. 

Encerrado en Terrazas del Portezuelo desde el domingo 13 de agosto, su hermano Alberto Rodriguez Saá, decide a quienes sumará en la lista de traidores y recurre a los “dinosaurios” para ocupar puesto en los ministerios. A los gritos, le pide a su hijo que comience a “marcar” traidores en todas las áreas, municipios, clubes y de cada rincón de San Luis.

Mientras todo esto sucede, Poggi se reúne con los vecinos y comparte momentos de alegría con los mismos, en lo que les agradece el respaldo en las últimas elecciones.

Las dos caras de la moneda.