POR ConstanceZimmer

Obsesivos compulsivos

Adolfo y Alberto

Este trastorno es uno de los perfiles que definen las conductas de los hermanos Rodríguez Saá. Con más de 30 años en el poder, ahora buscarán nuevamente, y haciendo uso de todas las artimañas posibles, mantener el poder por el poder en sí mismo. Uno irá por la gobernación de San Luis, el otro ya apuesta a la presidencia.

 

 

Adolfo Rodríguez Saá cumplió el sueño de ser presidente. Claro, la experiencia le duró solo una semana y debió renunciar para irse por la ventana. Desde entonces ha buscado varias veces ser elegido presidente de los argentinos, pero siempre las derrotas han sido importantes.

Alberto Rodríguez Saá, el actual primer mandatario de San Luis, espera sumar adhesiones luego del trabajo de respaldo que realizó a favor de su, ahora amiga, Cristina Kirchner.

En el senado de la Nación, Adolfo Rodríguez Saá espera la aparición de Cristina para comenzar a conformar una estrategia que suena más a novela bizarra que a frente electoral.

Los hermanos Rodríguez Saá están enfermos de poder y lo demuestran en cada etapa de sus vidas al frente de la gobernación de San Luis. En esta última elección comprendieron que el poder no es para siempre y fue así que utilizaron todas las maniobras fraudulentas y electoralistas “de manual”, para captar votos. Nunca en la historia de San Luis se compraron tantas adhesiones a partir de la entrega de becas y planes sociales.

Pero volviendo al comportamiento obsesivo y compulsivo. Tanto Adolfo como Alberto ya impartieron algunas órdenes a cumplir. Sus fieles seguidores, amigos y funcionarios de sus diversas gestiones, ya comenzaron a hacer circular por las redes sociales, el respaldo a las candidaturas de ambos

La esposa de Adolfo Rodríguez Saá, Gisela Vartalitis y Liliana Bartolucci su colaborador en la fundación de Mujeres Puntanas, ya replican en sus redes sociales las imágenes y los textos respaldando las candidaturas para el 2019.