POR TawnyCypress

Villa de la Quebrada, zona liberada

Ola de robos

No es la primera vez que sucede. En numerosas oportunidades varios vecinos de Villa de la Quebrada han sido víctimas de robos en sus viviendas ubicadas a escasos metros de la Autopista 25 de mayo. La policía no hace nada, la intendencia tampoco da respuesta.

Rompieron puertas, rejas y se llevaron hasta el inodoro


Un grupo de vecinos de Villa de la Quebrada se desayunó esta mañana con una ola de robos que dejó a 4 familias con sus casas completamente desvalijadas. Las viviendas están ubicadas sobre la Autopista 25 de Mayo, a unos mil metros al sur de la rotonda de ingreso a la localidad.

Los ladrones no sólo rompieron puertas, vidrios y cuanto a su paso pudieron destrozar, sino que además se llevaron hasta el inodoro, el bidet y las griferías de los baños. 

Los vecinos Toylis, Domínguez, Díaz e Irusta, de las cuatro casas damnificadas esta vez expresaron su malestar ante las autoridades policiales, quienes se hicieron presente en el lugar, pero no dieron ningún tipo de respuesta.

La indignación de las cuatro familias afectadas reside en la insistencia planteada a la policía por la falta de seguridad en la zona, ya que no es la primera vez que son víctimas de robos de estas características.

Los reclamos también se han hecho ante las autoridades municipales. Sin embargo la jefa comunal, Stella Maris Lobos nunca recibió las inquietudes de estas personas que sufren constantemente las consecuencias de la delincuencia.

Una localidad, que ha duplicado su población en los últimos años sólo cuenta con la presencia de 4 policías. "La policía sabe quienes son, nosotros sabemos quienes son, sabemos donde viven, pero nadie hace nada", manifestó uno de los vecinos indignados ante la situación.

La Sub Comisaría 21º de la localidad, a cargo del Crio. Sergio Elizondo, cuenta con un móvil, una moto y sólamente cuatro efectivos por guardia en una amplia jurisdicción para cubrir que se extiende desde el puente del Río Nogolí hasta el camino La Loma, en el Suyuque, y desde las sierras hasta la ruta nacional 146. En todo ese recorrido no hay cámaras de seguridad, control de patentes, ni equipamiento adecuado, indicaron fuentes policiales.