POR TawnyCypress

Rodríguez Saá quiere estar cerca de Cristina

Rejunte

Así lo demostró abandonando el Interbloque Parlamentario Federal que presidía en la Cámara Alta. El senador conformará un bloque propio junto a Eugenia Catalfamo posicionandose, al igual que Cristina como un gran opositor al gobierno de Mauricio Macri.

Juntos. Cristina Kirchner y Adolfo Rodríguez Saá en el Senado de la Nación.

 

 

Rodríguez Saá cambia de opinión de acuerdo a sus estrategias. En el 2014 mientras se preparaba para un año electoral intenso, buscaba aliados fuera del peronismo porque consideraba que el PJ se estaba disolviendo por culpa del kirchnerismo. En ese momento quiso aliarse con el entonces Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien sería el nuevo presidente de los argentinos, algunos meses despues.

"Sería sumamente interesante que la señora presidenta (Cristina Fernández) compre alimentos en un supermercado y pague la cuenta, y así se dará cuenta del valor de la canasta mínima familiar", decía Rodríguez Saá a los medios hace algunos años, anunciando una gran crisis social en el país por culpa de "la señora", como le decían y criticando a toda hora las políticas implementadas por esa gestión.

Ahora, la historia parece darse vuelta. Afianzandose como soldado de la expresidenta, Rodríguez Saá cambió el discurso y su proceder buscando aliarse con los que hasta hace unos años, eran sus "enemigos" políticos.

“Me dirijo a la señora presidenta del Honorable Senado de la Nación a fin de informarle que a partir de la fecha, dejo de pertenecer al Interbloque Parlamentario Federal”, indica la escueta nota  dirigida a la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti.

De la misma manera que Rodríguez Saá, pero sí exponiendo las razones, Eugenia Catalfamo siguió el mismo camino. La salida de la joven senadora tuvo otro argumento, aunque el objetivo termina siendo el mismo. Catalfamo utilizó la no designación de Adolfo Rodríguez Saá a la Comisión Bicameral de Tramite Legislativo, para manifestarle a Michetti su discrepancia y anunciar que dejaba el interbloque.

La puesta en marcha de la Comisión Bicameral a cargo de analizar los decretos de necesidad y urgencia del Gobierno molestó al ex presidente por no haber sido incluido en el cuerpo de trámite legislativo. 

Por otro lado, la mala relación con el salteño Juan Carlos Romero y con el santafesino Carlos Reutemann, quienes también integran el Interbloque Federal, lo deja en una posición incómoda y solitaria al puntano, quien con su alejamiento, alimenta la hipótesis de un inminente mimo peronista al kirchnerismo.