POR ConstanceZimmer

El financiamiento de la política un debate que debería darse en San Luis

Política

Este martes se realizó en la Casa Rosada el seminario "Financiamiento político en Argentina: diagnóstico y desafíos". Participaron funcionarios y legisladores nacionales, especialistas de ONGs y de entidades internacionales. Del encuentro asistió el actual senador por San Luis, Claudio Poggi, quien reflexionó sobre la necesidad de transparentar esto, fundamentalmente en San Luis.

 

Avanza un proyecto de Reforma Política para generar más transparencia, con mayor control sobre aportes partidarios, publicidad oficial y procesos electorales.

 

 

Para este encuentro hubiese sido importante contar en primera fila con los hermanos Rodríguez Saá, ejemplo nacional de falta de transparencia en cuanto al manejo del financiamiento político, pero era casi una utopía contar con ellos.

La iniciativa surge de la Secretaría de Asuntos Políticos e Institucionales, que impulsa una reforma a la ley de financiamiento.

La apertura del evento estuvo a cargo del ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, quien presentó los principales lineamientos de la propuesta que el gobierno llevará al Congreso. Principalmente se destacan: la bancarización de los aportes; un sistema de información online de ingresos y egresos partidarios; la habilitación de aportes de empresas a las campañas; mayores límites a la publicidad oficial durante la campaña; y fortalecer la capacidad de control de la Cámara Nacional Electoral.

El senador por Avanzar, Claudio Poggi, sostuvo respecto al evento que “es un tema muy relevante y que a los sanluiseños nos toca muy de cerca”.

Luego expuso el jefe de la División de Integridad en el Sector Público de la OCDE, János Bertok, quien comenzó destacando "los significativos logros y éxitos de los últimos años en materia de integridad pública, como la sanción de la ley de acceso a la información". En cuanto al financiamiento en nuestro país, alertó sobre la gran brecha de regulación y control entre el nivel nacional y subnacional de gobierno. Específicamente, destacó que la gran mayoría de las provincias no establece límites a los gastos de campaña ni una auditoría obligatoria de los informes presentados por los partidos. Por otro lado, en línea con la iniciativa oficial, recomendó avanzar hacia un registro en línea y en tiempo real de los ingresos y gastos de campaña, así como con la bancarización total de los aportes, prohibiendo las donaciones en efectivo.

En el panel “Una mirada desde la sociedad civil” debatieron destacados especialistas en el tema: Delia Ferreira Rubio, presidenta de Transparencia Internacional; Daniel Zovatto, director para América Latina y el Caribe del Instituto para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA), y Julia Pomares, directora ejecutiva del Cippec, bajo la coordinación de Pablo Secchi (Poder Ciudadano). Todos acordaron en la importancia de la bancarización y en la necesidad de permitir los aportes de empresas en las campañas, como una forma de transparentar aportes que hoy en día resultan opacos y están fuera del control público.

El siguiente panel estuvo conformado por los diputados nacionales Silvia Lospennato (Cambiemos) y Juan Brügge (bloque Córdoba Federal), y los senadores Dalmacio Mera (Bloque Justicialista) e Inés Brizuela Doria (Cambiemos). Los legisladores expresaron su disposición para debatir a la brevedad la reforma a la ley de financiamiento de los partidos políticos, considerando que se trata de un año no electoral.

El cierre del evento estuvo a cargo del secretario de Asuntos Políticos e Institucionales, Adrián Pérez, organizador del evento, y del presidente de la Cámara Nacional Electoral, Alberto Dalla Vía. El camarista electoral repasó los avances en materia de transparencia impulsados a la fecha desde la Cámara, destacando que ya se han aplicado más de cinco mil sanciones a los partidos políticos. En cuanto a las propuestas oficiales, expresó que "desde la CNE acompañamos los rasgos fundamentales del proyecto".

Finalmente, Pérez cerró el seminario anticipando la convocatoria a una nueva reunión con el objetivo de discutir un borrador del proyecto.