POR ConstanceZimmer

Alberto Rodríguez Saá le cerró la tranquera al campo

Reclamo de productores rurales

Mediante un comunicado, la Confederación Rural de San Luis le solicitaron al Gobierno que realice acciones que permitan aliviar el castigo a la producción, “reduciendo gastos innecesarios como los realizados con fines electorales, dietas de funcionarios y legisladores, gastos de representación y fondos reservados", manifiesta el escrito.

Hay malestar por parte de productores rurales. Denuncian que el gobernador, Alberto Rodríguez Saá no los quiere escuchar ni dar soluciones mínimas a los pedidos que ellos realizan, entre ellos la situación político-tributaria que consideran excesiva.

El Gobienro les cerró la tranquera y hace oidos sordos a los pedidos del sector 

El texto refiere a la situación político-tributaria de San Luis, de la que dijo que ya era “excesiva en 2017” basándose en estudios realizados por la Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina ( FADA) que resultaba de “un 77% impuestos nacionales y provinciales”. A esa carga, se le sumaron el aumento “desde un 40%” que introdujo la Ley Impositiva Anual para este año.

Además dan cuenta que durante el 2017 y en dos oportunidades (30 de agosto y 20 de noviembre) se le solicitó al gobernador Alberto Rodríguez Saá y a los legisladores provinciales, que se suspendiera el tratamiento del ajuste por considerarlo excesivo.

“Hemos peticionado al respecto, como también sobre otros temas al Ministro del Campo sin tener ni una respuesta. A partir de esta difícil realidad el sector agropecuario está entrando aún más en mora en el pago de los tributos. Siendo lo peor la pérdida del capital e improductividad del mismo. Planteado esto, no se está generando más pobreza?”, expresan.

 “El Estado con sus reservas económicas debe asistir a los más necesitados hasta encontrarles soluciones laborales”, indican y dejan en claro que no son los responsables de la generación de la pobreza de los conciudadanos.

Por otra parte expresan que “las políticas públicas con su reiterado gasto público, son las que han llevado al 30% de marginalidad económica de la población. Según estudios socio político y económicos publicados recientemente, el Estado genera pobreza, ha permitido la decadencia educativa y ha socavado la justicia”.

 “Es hora de aliviar el castigo a la producción entre ellas a la agropecuaria, que es el sostén de la economía provincial y nacional, reduciendo gastos innecesarios como los realizados con fines electorales, dietas de funcionarios y legisladores, gastos de representación, fondos reservados. Es hora que el Estado comience a realizar una economía verdadera como lo hacen los castigados hogares de nuestro territorio”, finaliza.