POR TawnyCypress

Pueblo chico, infierno grande

Injusticia en Renca

La familia de Marcelo Musladino, el empleado que fue baleado por el ex intedentende de renca, Claudio Peralta denuncia que la causa está paralizada y que la impunidad reina en el pueblo donde continúan recibiendo amenazas utilizando armas de fuego.

Marcelo Musladino junto a su familia piden justicia


El dirigente justicialista del departamento Chacabuco desde el 83 parece manejarse en la localidad como si nada hubiera pasado. Peralta apostaba a continuar siendo intendente, pero sólo debió conformarse con postular a su hija porque su situación procesal lo complicaba, ya que si bien está en libertad tras pagar una fianza de 500 mil pesos, aún debe esperar el juicio.

El hecho que lo mantiene intranquilo  ocurrió en enero de 2016, cuando le pegó un tiro a un empleado que intentaba cobrar una deuda. El ex intendente estuvo preso algunos meses, pero luego de pagar la fianza, recuperó su libertad.

La víctima del hecho, Marcelo Musladino, de 55 años se mudó a Tilisarao junto a su familia  y hoy pide que se haga justicia. 

En diálogo con radio Nacional, Musandino aseguró que en el Poder Judicial ha "cajoneado la causa" y que Peralta es impune. Además explicó que el exintendente “sigue usando armas de fuego y ligado al gobierno provincial”.

“El arma no era mía porque las huellas no estaban ahí; a no ser que yo no tenga huellas digitales. Peralta miente como lo hizo siempre. Yo no fui a reclamar una deuda, yo fui a pedirle 10 mil pesos que me debía para enterrar a mi madre. Llegue al lugar, me baje de la camioneta y de adentro del auto me tiro sin preguntar nada”.

“Yo trabajaba para ellos, le mantenía en marcha toda la cantera. Me debía un mes de trabajo y un poco más. La relación era muy buena, a mi me llamo la atención lo que hizo”, aseguró Musandino en el programa Amanecer Informados.

“Peralta usaba siempre armas y tiene varias denuncia por eso. Yo tengo en mi poder una denuncia del año 2002 de una persona que cito a su casa y le dio unos revolvazos, la amenazo con un arma de fuego. Otra denuncia de una mujer que fue a hablar con él y le termino pegando. Las denuncias se van muriendo en los tribunales. Las pasan de un día para el otro hasta que la causa queda en la nada”.

“Estuve 8 meses en recuperación, 3 meses con una traqueotomía sin poder hablar. Quedé con medio cuerpo paralizado; lo recuperé en un 80% porque muevo el brazo, muevo la pierna, pero estoy perdiendo la visión del ojo derecho y la audición del oído derecho. Tengo la mano derecha dormida permanentemente y sufro de calambres. Yo antes era una persona sana 100%, no tenia nada”.

“Lo he cruzado varias veces a Peralta. Nunca me pidió disculpas. Si una persona esta arrepentida lo demuestra, se preocupa por si la familia tiene para comer, como esta de salud. Desde el momento que me pegó el tiro jamás se preocuparon en nada”.

“La causa esta parada en un 80%, se mueve muy lentamente. Hay una prohibición de acercamiento que no la cumple, pasa como quiere, cuando quiere”.