POR ConstanceZimmer

Enrique Cabrera sumó una segunda denuncia por violento y golpeador

Ex secretario de Transporte de Alberto R. Saá

El ex marido de la actual pareja de Enrique Cabrera lo denunció luego de sufrir también golpes y amenazas del ahora ex secretario de Transporte e integrante del círculo de amigos y colaboradores de Alberto Rodríguez Saá.

 

Cabrera, y otra denuncia por violento y golpeador. Ahora anda así en la calle

 

En una entrevista que ofreció para el Programa Amanecer Informados que se emite por Radio Nacional, Gabriel Aguilera, ex marido de Adriana Verges Estévez y hoy por hoy actual novia de Ricardo Cabrera, aseguró que “Cabrera es una persona extremadamente violenta, me amenazó y me golpeó con mi hija en brazos".

En sus declaraciones, confirmó que u ex mujer (Verges Estévez) es funcionaria de la Secretaría de Transporte, lugar donde conoció a Cabrera y con quien comenzó una relación. Producto de esto siguió una separación y luego comenzaron los inconvenientes con Cabrera.

"Ellos hacían viajes permanentes con plata del estado y hacían alardes de estar en el entorno del gobernador. Me fui de la provincia, recibía amenazas constantemente y hasta me perseguían. Son personas nefastas", denunció durante la entrevista. Según dijo, su matrimonio duró 12, tienen dos hijos en común de 12 y 4 años.

Según pudo relatar, la denuncia se realizó en Comisaría Primera el día 27 de abril, cuando Aguilera va en busca de su hija de 4 años, y es insultado por Enrique Cabrera. Luego, lo agrede con golpes de puños mientras Aguilera cargaba en sus brazos a su hija de solo 4 años.

“No me sorprendió mucho después del episodio que yo viví. Es una persona extremadamente violenta y con esta situación reivindica o vuelve a afirmar lo que me ocurrió a mí, que es un hecho absolutamente violento y de las mismas circunstancias. Con menores  de por medio y sin ningún tipo de reparos en ese sentido”, manifestó Aguilera.

El relato de los hechos

“Yo no hice publica esta situación porque me sentí presionado por Cabrera y su entorno. Soy una persona de muy bajo perfil y la verdad que no me sentía seguro en hacer ese tipo de cuestiones. Ya venía con una situación con la madre de mis hijos bastante tensa”.

“Me decían que me iban a privar de los chicos, iban  a perjudicarme en mis actividades. Yo le pedía a mi ex pareja que no tuviera contacto con esa persona porque era agresiva, yo conocía su perfil y sabía que no era bueno para mis hijos”.

“Entre agosto y septiembre es la desvinculación de la pareja. Automáticamente mi ex esposa ya estaba en pareja con esta persona. Cabrera estaba en la misma situación con su pareja… Haciendo un manejo obsceno de todo esto. Viajes por todos lados pagados por el Estado, todo un manejo muy deliberado de la situación”.

“Yo tenía que quedar atado a todo lo que proponían y exigían, divorcio, bienes, los chicos… Haciendo alarde que pertenece al círculo político del gobernador; cenas, viajes, política”.

 “Yo fui a buscar a mi hija a la que era mi casa. Se sube primero en el vehículo mi hija y me dice, esta Quique en casa. En ese mismo instante llamo por teléfono a la madre para marcarle que yo no quiero que tenga contacto con esta persona y me atiende el teléfono Cabrera, agrediéndome, diciéndome que me iba a cagar a trompadas y una serie de insultos".

“Vuelvo otra vez a mi casa y abro la puerta con mi hija en brazos, sale esta persona de adentro el domicilio y me agrede con mi hija en brazos. Empieza a revolear puños en mi cara, atino a bajar a mi hija, a cubrirla, Pongo mi cara para que me golpee a mí. Me empieza a propinar golpes al cubrir a mi hija recibo todos los golpes en la cabeza. En ningún momento tengo más reacción que insultos”.

¿Complicidad policial?

La violencia de Cabrera hacía esta persona tuvo ribetes de encubrimiento policial, de acuerdo a lo que el denunciante informa. Insólitamente, a la hora de hacer la denuncia, en la comisaría no tenían tinta en la impresora, por lo que la copia es prácticamente ilegible.

 “Agarro a mi hija y me la llevo. Voy a hacer la denuncia a la seccional primera. Fue muy frustrante para mí y no me querían tomar la denuncia. Pasaron 3 cadetes adelante mío para tomarme la denuncia, tuve dos horas, se equivocaban en los nombres y apellidos”, puntualiza Aguilera.

Fuente: “Amanecer Informados”, Radio Nacional San Luis