POR TawnyCypress

Carta al Gobernador: "La escuela está para formar ciudadanos virtuosos. Ud. insiste en repartir serpentina"

Carta Abierta

La docente Rosa Eriberta Gil se dirigió al Gobernador de la Provincial, Alberto Rodríguez Saá, a través de una carta abierta, en la cual analiza y reflexiona sobre lo sucedido con la Ministra de Educación Natalia Spinuzza. "San Luis, otra vez, está viviendo una tragedia y una comedia de manera simultánea haciendo que el espectador ría de angustia o llore mientras sonríe", afirma en su mensaje.

 

A continuación, transcribimos la carta: 

HABLANDO DEL GÉNERO “GROTESCO”

Si queremos combinar en un inestable pero artístico equilibrio dos elementos que tengan algo de risible y a la vez de trágico, logramos un producto grotesco. Tal vez tenga su belleza por esa cuota de contradicción porque en San Luis, así vivimos y sufrimos.

Soy remisa a escribir sobre lo GROTESCO. Pero, para evitar algún malentendido aclaro más la idea de mi carta: 

 

Señor Gobernador: 

Usted es como un protagonista del subgénero teatral llamado “grotesco criollo” creado por Armando Discépolo. 

El incidente del que ha sido protagonista la Ministro de Educación de nuestra Provincia ha tenido en la prensa y en los corrillos de todos los mundillos, mucho material cloacal para batir. En un alarde de pureza funcional algunos piden “que renuncie”. ¿Será eso importante para un “Lavabo inter innocentes manus meas”? 

Gobernador: No se enoje con ella. Ella (como dice el tango) “fue buena y consecuente”. No la engrupieron “los otarios, ni las amigas, ni el gavión”, sino usted. 

No fue ella la que ha puesto la cara en el escenario del ridículo o del desatino irracional, o vulgar. (No voy a poner en tela de juicio la vida privada de la joven). Fue usted, como personificación de lo incompatible en política quien ha desencadenado la situación.

Ha sido USTED el arquitecto del torreón que lleva su apellido y lo extiende al territorio provincial. Su andamiaje de poder nepótico ha puesto a una joven en la picota, como la Esmeralda del Jorobado de Víctor Hugo.

Ha sido USTED quien tiene bajo su influencia a San Luis, provincia sumida en la inanición de espíritus libres. ¿Qué le puede pedir a miembros de su gabinete sino pleitesía?

Ha sido USTED, hombre desesperado por su propia vigencia, quien ha sumido a la gente joven en el sopor del personalismo y otras lacras que ya le he puntualizado, por ejemplo su MENDICIDAD BANCARIZADA, para juventud que se acostumbró a reverenciarlo por $ 7500 mensuales. 

No se enoje con la joven a quien puso al frente de un ministerio que requiere de la mayor sabiduría, experiencia y espíritu de servicio. La escuela de San Luis arrastra una descomunal decadencia tanto académica como de prácticas de virtudes ciudadanas. ¿Podrá con su microscopio de papel encontrar el gen de su regeneración?

Ya se lo dije y se lo machaco ahora: La escuela está para formar CIUDADANOS VIRTUOSOS. Usted insiste en REPARTIR SERPENTINA: “escuelas auto-gestionadas”, “escuelas generativas”, “escuelas inteligentes”, escuelas digitales”, etc. Demasiado informados y poco pensados. Me adhiero a lo que dijo Jaim: “los pobres quedarán encadenados a las computadoras, mientras los ricos se beneficiarán de los maestros sabios”. Todos ahora se ríen de la Ministro -yo no-. Yo bajo la cabeza y lloro por ella y por todos los puntanos permeables al discurso hegemónico, demagógico y, por ende, irresponsable para nuestro futuro republicano. 

San Luis, otra vez, está viviendo una tragedia y una comedia de manera simultánea haciendo que el espectador ría de angustia o llore mientras sonríe. 

¿Somos ciudadanos un tanto “grotescos” los puntanos? Tal vez, por la forma en que se ha reaccionado ante el incidente. Y tal vez vendría bien meditar lo que dijo Discépolo de sus personajes: “los crea mi piedad pero riendo, porque al conocerles la pequeñez de sus destinos me parece absurda la enormidad de sus pretensiones” (La Nación, 22-6-1934). 


25 de agosto de 2018. Rosa Eriberta Gil Maestra 4854602