POR ConstanceZimmer

Hace tres meses que DOSEP no entrega baterías para un implante cloquear

Salud

La crisis que atraviesa la obra social continúa. La falta de respuestas a los miles de afiliados es una constante y en esta oportunidad se conoció la denuncia de una madre que pide celeridad en la entrega de baterías para su hija que tiene un implante cloquear. Hace tres meses que pide a DOSEP una solución y no ha tenido respuestas.

 

Emilia Valdeón subió un video a redes sociales informando la triste y complicada situación que debe vivir junto a su hija de nueve años, que no cuenta con las baterías necesarias para poder hacer funcionar el dispositivo. Su hija, Alba Valdeón es implantada cloquear hace siete años y está por cumplir 9 años, pero su cumpleaños no será igual ya que la nena, al no tener el juego de baterías completas, no puede escuchar como lo hacía.

“Mi hija no va a tener un cumpleaños lindo. La va a pasar mal porque todas las noches cuando nos vamos a dormir ponemos a cargar las baterías de los procesadores, que tienen un solo para y no dos.  Hace tres meses le pedí a la obra social de la provincia de San Luis (DOSEP), de la provincia de el Alberto, de la provincia de el Adolfo, donde es otro país, donde todo es maravilloso: les pedí dos pares de baterías para el implante cloquear y me dijeron NO, te vamos a dar uno, no te podemos dar dos”, dice la mamá en el video.

“Hoy cuando vamos a cargar las baterías para que ella vaya a la escuela mañana, me encuentro con que el transformador no anda. Ella ya tiene una batería rota, trisada. Todos los  meses voy a DOSEP a pedir que viabilicen el expediente. Gracias a Dios tengo una vecina cuya nena también es implantada cloquear y ella me está cargando las baterías en este momento. Aparte de que se me rompió el transformador, me dicen que la batería trisada ya no carga”.

“Mi hija va a ir a la escuela con una sola batería, con un solo procesador. Es como si ustedes estuvieran con un solo ojo, con una sola pierna, con un solo brazo; y son cosas que se rompen sin previo aviso. Yo no pedí dos pares de baterías a DOSEP porque a mí se me antoja y no tengo un par de repuestos”.

“La maestra le tiene que hablar más de cerca, no tiene dos (baterías) para que le haga el estéreo. A ver si se ponen una mano en el corazón. No pueden ser tan basuras. Que esperan, que la otra batería se le termine de romper y la nena se quede sin audición, incomunicada. Por favor estoy desesperada. Hace tres meses que estoy esperando por un par de baterías que encima cotizan en dólar, es decir, que mientras estos estúpidos más se demoran más van a pagar. Ayúdenme por favor”, finaliza diciendo la mamá.