POR ConstanceZimmer

A cara de piedra: Rodríguez Saá  inauguró un hospital que debería haber sido entregado en 2016

Salud ficticia

Cuando Alberto Rodríguez Saá asumió en diciembre del 2015, frenó absolutamente todas las obras, incluido este hospital. El nosocomio tenía un avance de obra del 60% y fue parte del Plan Maestro de Salud que se gestó en la gestión de Claudio Poggi. De una inversión inicial de $53 millones de pesos en 2015, el Gobierno actual gastó la suma de 162 millones de pesos. 

Si Alberto Rodríguez Saá no hubiese sido escrachado por los vecinos de Merlo, quizás nunca estaríamos informando sobre la inauguración del nuevo hospital. De hecho, luego de recibir las quejas, prometió que iba a inaugurarlo hace cinco meses atrás, pero recién lo hizo este miércoles 26 de septiembre. Se nos ríen en la cara.

La información que da cuenta de la inversión inicial en la gesión de Poggi.

 

Ahora, más de 162 millones para inaugurar un hospital que tenía un 60% de construcción.  

 

Repuesto de la operación que se realizó la semana pasada en el Sanatorio Anchorena de Buenos Aires, Rodríguez Saá volvió para inaugurar un hospital y volvió a hablar de la excelencia de la política de salud de San Luis, de la cual, evidentemente no confía tanto; si no se hubiese operado en algún hospital de esta provincia.

La obra tenía un 60% de avance en 2015 y el plazo de obra finalizaba en marzo del 2016, cuando debía ser inaugurada. La ejecución iba en el tiempo acordado, pero Rodríguez Saá decidió frenar todo, abandonarla y apelar a los viejos artilugios de su política feudal. Ahora, tres años después busca reconocimientos políticos a partir de la apertura de las puertas del hospital.

El ex gobernador y actual senador, Claudio Javier Poggi se refirió a la inauguración en su cuenta oficial de twitter y señaló: “Que alegría!. Por fin se inauguró! Felicito a la comunidad de Merlo por la puesta en marcha del nuevo hospital regional. Lo comenzamos a construir en septiembre del 2014 y tenía un avance de obra del 60% cuando dejamos la gobernación. Recuerdo mi última visita de obra en noviembre de 2015”.