POR ConstanceZimmer

El Plan PIE tenía aprobación nacional pero Rodríguez Saá lo dejó caer

Gestión Alberto Rodríguez Saá

Había sido aprobado por el Consejo Federal de Educación pero ni bien asumió Alberto Rodríguez Saá comenzó una campaña de desprestigio al punto de eliminarlo. Nunca se informó a los egresados que sus títulos tenían validez nacional.

 

El Plan de Inclusión Educativa fue creado durante la gestión del ex Gobernador de San Luis, Claudio Poggi a través de la Ley Nº II-0911-2014. En los últimos meses, la queja de los egresados del Plan PIE generó polémica y el Gobierno se mostró en silencio ante el reclamo.

Solo al finalizar el año 2015, alrededor de 35 mil personas estaban estudiando a través del plan: 6961 en el nivel primario y 28048 en el secundario. Un éxito educativo sin precedentes en San Luis.

La iniciativa permitió a los egresados alcanzar un título con validez nacional, determinado por la Resolución CFE 32-07 que emitió el Consejo Federal de Educación de la Nación a través de la Comisión Federal de Evaluación Permanente de Ofertas Educativas.

Asumido Rodríguez Saá, comenzó el plan de desprestigio y en el 2016 se redujo a la mitad la cantidad de inscriptos. El despido de docentes, la falta de presupuesto y la decisión del Estado de reducir todo lo concerniente al Plan comenzó a surtir efecto, aún a pesar de las falsas promesas de Rodríguez Saá, que había dicho: “Al malvado que quiere sembrar incertidumbre yo le repito algo: vamos a seguir con el plan PIE”.

El Gobierno continuó con el desarrollo del Plan PIE pero las intenciones de hacerlo desaparecer eran evidentes y un dato refleja esto. En el 2017 se contempló la asistencia económica a 7.800 alumnos, cuando por entonces cursaban cerca de 15 mil. Así, cada vez más personas no pudieron concluir sus estudios mientras el plan desaparecía y el Estado dejaba caer la aprobación nacional de los títulos.

En 2017 la entonces diputada Ingrid Blumencweig había formulado un pedido de informe en el que pretendía saber si los cambios que implementaron fueron informados y aprobados por el Consejo Federal de Educación, particularmente teniendo en cuenta que la finalización debía ser en diciembre de ese año.

También solicitó que en el caso de que se hubiese eliminado alguna asignatura se anexara la ficha técnica vinculada al contenido curricular mínimo para mantener la validez de los títulos, tanto en el orden provincial como nacional.

Así pidió que se informara si el ministerio de Educación de la Nación, el Consejo Federal de Educación o cualquier otro organismo nacional competente, certificó los títulos para la validez nacional de los mismos.

Sin embargo, el bloque de Unidad Justicialista (que ahora tiene como jefe a Marcelo Sosa, ex ministro de Educación y “actor fundador” del PIE) no hizo lugar al pedido de informe quedando esta información sujeta a discreción del Gobierno.

A las críticas y al pedido de informe que hizo Poggi al ministerio de Educación de la Nación sobre las escuelas generativas, desde el oficialismo le respondieron con cuestionamientos al PIE que tuvo el aval del Consejo Federal de Educación.