POR ConstanceZimmer

UN BMW y un gimnasio, las nuevas adquisiciones de la familia del Vicegobernador

Aunque el mono se vista de seda...

Carlos Ponce le habría regalado a su hijo un auto importado valuado en $800 mil y además le colocó un coqueto gimnasio en pleno centro de Villa Mercedes, valuado en unos $900 mil. Lo que todo comenzó como una información más, pronto se convirtió en una pelea que acaparó las redes sociales de propios y extraños.


 

Jona Ponce, el hijo del Vicegobernador que hace ostentación de lo que consigue a través de su padre

La información fue publicada por el portal El Diario de San Luis, cuyo director rápidamente recibió las respuestas por parte del hijo, de allegados y  del propio vicegobernador, Carlos Ponce, que hasta utilizó sus propias cuentas de redes sociales para referirse al tema.

Zbol ya lo había anticipado en una nota titulada “La extravagante vida de los hijos del poder”, donde se mostró los gustos del hijo del Vicegobernador, entre los que se destacaban los autos caros,  el sushi y los perfumes importados. Su estilo de vida no coincide con los ingresos que poseen, pero pareciera que nadie controla esto.

Resulta que ahora, luego de conocerse la publicación, el Vicegobernador se encargó él mismo de responder y tratar de aclarar la situación, publicando en su cuenta de facebook una respuesta dirigida al periodista a cargo de la nota. Pero evidentemente mientras más aclara, más oscurece.

Carlos Ponce intenta aclarar algo que evidentemente es difícil y resta con ver lo que su propio hijo publica, para entender que no se puede tapar el sol con un dedo.

Amante de los autos caros y los lujos, Jonathan Ponce, hijo del vicegobernador de la provincia de San Luis y secretario general de la CGT de Villa Mercedes, Carlos Ponce, le gusta exhibir un estilo de vida en las redes sociales, muy alejado de las posibilidades económicas que poseen los trabajadores que dice defender su padre.

Lo insólito de la situación es que ni bien se conoció la nota de El Diario de San Luis, la familia y allegados de Ponce salieron rápidamente a atacar al periodista a través de un allegado cuyo nombre es Marco Gatti y es colaborador de Carlos Ponce.