POR ConstanceZimmer

Sin sexo

Proyecto

La Federación Argentina de LGBT presentó un proyecto para eliminar el sexo de los documentos. La medida generó polémica ya que no se sabe, en caso de aprobarse, qué pasaría con las jubilaciones, paridad de género y otras cuestiones que se registran por el sexo.

 

Un grupo de diputadas del Movimiento Evita presentó un proyecto que promueve la eliminación del sexo en los documentos públicos y privados. La iniciativa pertenece a la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Trans y Bisexuales.

Desde la Federación indicaron que "era una deuda pendiente de la Ley de Identidad de Género". "Son categorías construidas a partir de sistemas de organización social que generan opresiones". 

Según insistieron desde la Federación, las personas trans impulsaron en su momento proyectos para que se refleje la identidad autopercibida en los marcos que existen actualmente, lo que lograba "evitar un montón de problemas que tenían en la vida cotidiana".

Ahora se plantea la idea -deuda pendiente aseguran de la Ley de Identidad de Género- de deconstruir finalmente las categorías de sexo, a las que definen como "categorías construidas por el sexismo así como la raza fue construida por el racismo".

Para sostener su proyecto se apoyan en el último dictamen en Diputados de ley anti discriminatoria, que al hablar de tipologías de discriminación menciona la falsa noción de raza y falsa noción de sexo.

Asimismo, como fundamento al proyecto presentado recientemente, mencionan que la ley de identidad de género aprobada en 2012 establece desde el Estado que la categoría de sexo no tiene que ver con la biología ni con los cuerpos de las personas.

El proyecto establece las acciones como jubilaciones (equiparando la edad a la que tiene la mujer hoy para todas las personas) y en el caso de la paridad en la política con declaraciones juradas declarando ser parte de grupos vulnerados protegidos por la ley.

Una de las diputadas que presentó el proyecto en la Cámara, Silvia Horne, sostuvo que los pisos de derechos como paridad de género en la política no se perderá y remarcó el caso de Mendoza, donde se dio el caso de dos personas que pidieron sacar el sexo de su documento.