POR ConstanceZimmer

El “Negro” no puede, no puede dormir

Política berreta

Siguen las repercusiones de lo sucedido en el Concejo Deliberante y que tuvo como protagonista central al guitarrista y otrora concejal, “Negro” Ferreyra. Concejales que responden a Alberto lo mantuvieron encerrado para que no votara. Y ahora, Alicia Arrieta, la prosecretaria Administrativa y seguidora de Adolfo Rodríguez Saá confirmó lo que ZBOL había anticipado. Mientras tanto, el negro no puede, no puede dormir.

Arrieta es una dirigente justicialista que vive en Buena Esperanza. Estaba a cargo de la terminal del pueblo, cargo netamente político que el gobierno de Alberto Rodríguez Saá le había otorgado, pero su cercanía con el otro hermano (Adolfo), hizo que la despidieran hace un mes y medio.

Ahora respalda a Adolfo y por ende a quienes lo siguen, en este caso al concejal Ferreyra, quien vivió un lamentable apriete y privación ilegitima de la libertad cuando se apretaba a votar a quien fue elegido como nuevo presidente del Concejo Deliberante de la ciudad Capital.

“Yo lo presencié y nos causó dolor y hasta nosotras cuando entramos a la presidencia a buscar a Ferreyra con su esposa nos cerraron la puerta una de sus secretarias porque tres puertas con llaves (sic)”, sostuvo Arrieta en uno de los comentarios de la nota titulada “Encerraron bajo llave al negro Ferreyra para impedir que vote”, que fue publicada el pasado lunes.

Además sostuvo que “luego de decirles que era privación ilegítima de la libertad nos abrieron y aún así a Ferreyra no lo dejaron bajar, luego la esposa busca dos policías, porque hasta el celular le hicieron apagar, luego bajó a los minutos que bajó, la concejal de los K lo saca nuevamente y lo encierra en otro espacio. Ese día se cumplían 35 años de democracia”, remarca.

Lo cierto es que el “Negro” Ferreyra  no se ha manifestado al respecto. No ha realizado ninguna denuncia y se mantiene en silencio. De acuerdo a sus allegados, el “Negro” no puede, no puede dormir.