POR ConstanceZimmer

El adulador y el narcisista: las dos caras de la misma moneda

Política 2019

Cuando el narcisista necesita aumentar su ego recurre al adulador. El adulador es consciente de sus límites y por principio natural y necesidad entiende que es preciso utilizar al narcisista para sus planes. Así, en una suerte de juego perverso, el uno y el otro son parte de la misma moneda.  El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, convocó a funcionarios, seguidores y empleados públicos a un encuentro en donde espera que clamen por su reelección. Será el viernes 21 frente al Velódromo Provincial y es obligatorio.

 

Alberto Rodríguez Saá apuesta nuevamente al viejo manual que también ha sabido usar su hermano Adolfo. El poder le ha enseñado a vitalizarse de cara a las elecciones con muestras de adulación, grandes y repletas de falsedad.

En esta etapa de la política actual y haciendo también uso de los aprendido en su incursión kirchnerista, el actual gobernador ya cuenta con “La Campora” propia, que en este caso la lidera uno de sus ministros, Felipe Tomasevich y su hijo Alberto Jr.

Ambos, no solo manejan la agrupación “HE” que reúne a cientos de funcionarios, sino que además deciden quién ocupa funciones claves dentro del Gabinete Provincial, o quienes se van del mismo.

En esta oportunidad, se sacudió el polvo que tapaba el Partido Unión y Libertad para volver a utilizarlo como una nueva maquinaria política que buscará, aparentemente, la cuarta elección de Alberto Rodríguez Saá en el gobierno de San Luis.

Tendrán desde este viernes 21 de diciembre una ardua tarea para acercar la figura del Gobernador al vecino u habitante de San Luis. Pero mucho más difícil será hacerlo al revés, es decir: intentar que la gente crea en un mandatario que nunca fue adepto a los abrazos y roces con el ciudadano común.

Lo cierto es que en una suerte de cabildo abierto, el actual Gobernador buscará regenerarse de cara a las elecciones 2019 y escuchar la trillada frase: “Hay 2019”, que si es constante y fuerte, quizás lo impulse a autopostularse, finalmente.

El escenario político para este 2019 lo encuentra, estadísticamente hablando, segundo, por debajo de Claudio Poggi, el líder que continúa recorriendo cada calle, barrio, ciudad y pueblo de la provincia, bien cerquita de la gente, de sus problemas y sus sueños.

Alberto y Adolfo Rodríguez Saá están segundos y técnicamente empatados, pero esa disputa va mucho más allá. Ambos se juegan el trono de un feudo que intentan mantener luego de más de 30 años.  

San Luis se apresta a vivir en el 2019, las elecciones más ególatras de la historia.