POR TawnyCypress

La inseguridad no da tregua

Delincuencia

La cantidad de hechos delictivos que se vienen sucediendo preocupan notablemente a los vecinos de la ciudad de San Luis. Del otro lado, nadie hace declaraciones. Y nadie se hace cargo. Las promesas se las lleva el viento, asi como los delincuentes se llevan lo que muchos pierden luego de años y años de esfuerzo.

 

La ausencia del Estado se nota cada vez más. Encontrar un policía en la calle, se ha tornado casi un hecho aislado. El Ministro de Seguridad ya no exhibe sus cinematográficos video de operativos realizados en la Provincia porque está ocupadísimo metido en la interna del PJ. 

El asalto a mano armado que sufrió el fin de semana pasado en el local de Burger King en el shopping de San Luis, puso en evidencia, una vez más, la crisis que soporta la provincia en materia de seguridad.
Los operativos que realiza el Ministerio de Seguridad, se limitan al control vehicular, a pedir documentación de motos y automóviles. En los ingresos a la provincia, como el de Desaguadero o el que limita con la provincia de Córdoba, jamás tiene a sus efectivos haciendo controles. El que viaja lo sabe, podes entrar y salir de San Luis cuando quieras, nadie verifica nada.

La presencia de motochorros ha comenzado a incrementarse, los asaltos, robos en la vía pública, la venta de droga en las esquinas de los barrios son moneda corriente, y la situación es preocupante. 
Este domingo se conoció que el jugador de Juventud Unida, Emiliano Capella fue víctima de un robo en su casa ubicada a metros del Shopping y de la tienda para el hogar, Easy. Pero hay otro dato no menor: al lado de la casa del futbolista vive el jefe de Policía, Fabricio Portela.

A las autoridades, parece no importarle. Eliminaron el mapa del delito, una herramienta importantísima para combatir y prevenir la criminalidad.  Las estadísticas delictivas que ofrecía el mapa del delito provincial, permitía elaborar una planificación concreta para luchar contra la delincuencia. 

Medir para mejorar. La producción de estadísticas fiables de criminalidad es fundamental para la formulación de políticas de seguridad pública más eficaces. Además, es un derecho de todos los vecinos poder acceder a la información pública, ya que de esta manera se puede controlar y aumentar el conocimiento sobre las acciones del gobierno y las fuerzas de seguridad. Y también constituye una herramienta clave para la rendición de cuentas ante el ciudadano que busca respuestas urgente ante esta problemática.

El mes de enero dejó una larga lista de hechos delictivos en una modalidad nunca antes vista. Pero la ola delictiva no se detiene y febrero ya anotó varios casos más. Sin embargo el Gobierno de Alberto Rodríguez Saá sigue sosteniendo que todo está “en muy buen camino”.