POR ConstanceZimmer

Clínica del Niño: Otra obra que abandonó Alberto Rodríguez Saá

Salud

Así como lo hizo con las viviendas, los jardines de infantes y todas las obras relacionadas a la gestión anterior, el gobernador de San Luis también abandonó la maternidad modelo conocida como “Clínica de Dosep” y “Clínica del Niño” de Villa Mercedes.

 

 

Ahora, el edificio solo es utilizado, en uno de sus sectores, para la gestión de trámites administrativos. El resto es solo desidia y abandono.  Está ubicado en el barrio Los Poetas, específicamente en la esquina de las calles, Juan Llerena y García Lorca.

Fue inaugurado hace ya diez años atrás y fue Claudio Poggi quien lo puso en plenas funciones. En el año 2012 el ex gobernador hizo el llamado a concurso de proyectos integrales para la gestión y explotación. Así se formalizó la adjudicación a la Clínica del Niño.

El 1 de agosto de 2017, el actual gobernador, Alberto Rodríguez Saá anunció la rescisión del contrato y dijo que se iba a hacer cargo de la gestión del lugar, pero el tiempo pasó y el edificio y sus servicios iniciaron un sistemático abandono que hoy es noticia.

El inmueble se encuentra en un estado deplorable y las imágenes que fueron tomadas por un equipo del portal informativo El Chorrillero, así lo confirman.  

La infraestructura está deteriorada. Hay puertas y ventanas rotas, pisos y techos corroídos con cables colgando y en el exterior se nota el abandono, aunque hace unos días han limpiado las malezas.

Lo que hace unos años atrás era un símbolo de progreso para la comunidad de esos barrios, hoy se ha convertido en otro lugar más que caracteriza a la gestión actual.

Los vecinos contaban con un complejo a metros de sus hogares, pero desde que el actual Gobierno decidió cortar todos los servicios, deben acudir al Hospital de Villa Mercedes.

 “La gente del Plan de Inclusión lo ha estado limpiando, de hecho hace unos días cortaron el pasto. Pero no está funcionando, solo atiende una oficina, no hay especialistas. En su momento estaban la mayoría de las especialidades, había internación, las mamás podían tener a sus hijos, se hacían distintos estudios médicos”. “Se me enfermaba la nena y en dos segundos estaba en el hospital. Es una lástima que esté así, dicen que se llueven las instalaciones, la clínica había traído vida”, comentó Mariela Lucero, una de las vecinas de la Clínica del Niño.

 “No funciona desde hace un año y medio. No sabemos bien porque, pero lo cierto es que no atienden. Antes había médicos clínicos, cirujanos, pediatras, cardiólogos, entre otros; los vecinos en cada oportunidad que tuvimos les pedimos a las autoridades que el centro abriera sus puertas, además se asistía a los barrios aledaños como el Pablo Díaz o el Barrio 828 Viviendas”, dijo Vilma, otra de las vecinas del lugar.

Fuente y Fotos: El Chorrillero