POR TawnyCypress

Adolfo y Alberto: Mismas acciones, mismos estilos

Distintos e Iguales

Para Adolfo Rodríguez Saá, las diferencias con su hermano Alberto, sólo "son de estilo", pero ha asegurado que con él "el modelo está a salvo". Pero ahora, parece que el hermano menor, adopta el mismo estilo del mayor, a la hora de enfrentar a la prensa.

 

“No me atosiguen, hace 5 días que me persiguen y no quiero preguntas; la libertad de expresión significa que usted puede preguntar pero yo tengo derecho a no responder”, le dijo Adolfo a los periodistas del Diario Los Andes, quienes lo encontraron almorzando el jueves en un restaurante de la peatonal puntana.

Los hermanos Rodríguez Saá adoptan la misma postura de no hablar con los medios que no son de su confianza, lo sabemos todos en San Luis. Pero los periodistas de Los Andes, destacaron en una nota publicada este domingo, la mala manera que tuvo Adolfo, con quienes sólo queria tener una declaración suya.

En la nota titulada "En guerra, los Rodríguez Saá arriesgan su hegemonía de 36 años", Los Andes hace un recorrido por los últimos acontecimientos ocurridos alrededor de la familia gobernante. 

Por otro lado, destacan que "en la calle es mucha la gente que no cree en la pelea entre los hermanos, dicen que ya han tenido enfrentamientos similares y que llegado el caso, si ven peligrar la gobernación a manos de Claudio Poggi -el candidato que lidera el más amplio frente opositor que se recuerde desde el ‘83 para acá-, van a unirse como ya lo han hecho en el pasado.  

Los Andes buscó a través de las vías oficiales y de sus voceros entrevistas con ambos Rodríguez Saá, sin ningún resultado. Alberto prefiere hablar en público durante los actos. Lo hizo el miércoles en Villa Mercedes, donde dijo sentir “aires de triunfo” y negó que a su hermano lo hubiesen echado del partido: “La suya fue una renuncia al irse con otro frente”. 

Adolfo recorre el interior, gestiona en la Nación fondos para intendentes amigos y los jueves a las 20 hace salidas en vivo por Facebook, donde responde preguntas seleccionadas por su equipo, especialmente las preguntas de su yernos y nueras que participan de sus conversatorios online con elogiosas preguntas poco creíbles.