POR ConstanceZimmer

Se le arrebató el asado al Adolfo

Me lo choqué en la red!

En su afán por parecer cercano a la gente, el candidato a la gobernación por el Frente “Juntos por la Gente”, volvió a mostrarse este domingo en una foto, que en un principio, buscaba cierta empatía, pero el resultado fue totalmente contrario.

 

Otra vez, Adolfo se mostró junto a la humilde “churrasquera”, prendiendo el fuego para comer un asado en su mansión de Potrero de los Funes, la que se construyó frente al Dique y que está valorada en 75 millones de pesos.

Relajado, esta vez sin saco, el senador posteó la imagen en su cuenta de Instagram y rápidamente recibió mensajes que seguramente no le habrán caído muy bien, pero que denotan la lejanía que mantiene con la realidad que viven muchos sanluiseños.

“Asado en familia”, escribió y algunos mensajes le respondieron: “Esa churrasquera vale más que un auto Adolfo”, mientras otro le manifestó: “Que suerte la de usted, una burla del que no tiene ni un paquete de fideo para los hijos como yo que estoy sin trabajo, ojalá lo disfrute con su familia”.

La catarata de mensajes se acrecentó a medida que pasaban los minutos y lo que en un principio se pensó como una opción más para sumar algún votito para las próximas elecciones del 16 de junio, se tradujo en reproches y mensajes con pedidos y quejas por la actitud.

Muchos se acordaron de los 14 millones de pesos que retiró en los últimos días de un banco de San Luis, otros de la jubilación de privilegio por la cual percibe mes a mes un total de 160 mil pesos, por haber sido presidente una semana, sin sumar el sueldo como Senador Nacional.

¿El asado? Al Adolfo se le arrebató.