POR TawnyCypress

Albañiles puntanos piden trabajar en las obras que ejecuta el Gobierno

Protesta

Trabajadores de la construcción realizaron  una manifestación este martes,  en las inmediaciones de la obra del nuevo hospital central, cerca de terrazas del portezuelo. "No queremos planes sociales, queremos trabajo".

Protesta trabajadores de la construcción (Foto: Radio Nacional San Luis)


Alberto Rodríguez Saá anunció en el 2017, durante la campaña,  la construcción del Hospital Central de San Luis, como parte del Mega Plan de Obras “Sueños Puntanos”.  La obra, que demandaría una inversión superior a los 6 millones de pesos, debería ser una amplia fuente de trabajo para los sanluiseños, sin embargo un gran numero de trabajadores, denunciaron públicamente durante la protesta, que la  empresa que contruirá el hospital traerá gente de afuera para trabajar en la obra. 

Dante Mercado, uno de los trabajadores que encabezó la protesta, explicó los reclamos y afirmó que seguirán quemando gomas hasta que consigan “la orden de entrar a trabajar”.

“No queremos planes sociales, queremos trabajar, que quede claro. Nosotros queremos  una fuente de trabajo. Van a traer gente de Paraguay y nosotros nos quedamos siempre esperando", afirmó el obrero.

"Mario Rovella me prometió que iba a tener trabajo aca. A mi y a toda la gente. Por eso vinimos a que cumplan con lo que nos prometieron. Por eso hemos venido con los compañeros a quemar gomas y no nos vamos a ir hasta que nos den la orden para entrar a trabajar", sostuvo Mercado, consultado por la periodista Ayelén Britos en Radio Nacional.

El hombre se quejó por la falta de transparencia del gremio UOCRA que "los dejan afuera porque piensan distinto" y aseguró que en otras partes de la provincia la situación es similar. "En La Calera pasa lo mismo, traen gente de afuera y a los de aca nos dejan sin laburo". 

Mercado, acusó al gremio en el programa La Locomotora que se emite por Radio Universidad, que no los “deja entrar a la obra” porque “primero tiene que poner a sus familiares, amigos y después a la gente que trae de afuera" y sostuvo que las empresas son cómplices de esto. 

También indicó que son muchos los que se encuentran en su misma situación, pero que tienen “miedo de salir a hablar”.