POR ConstanceZimmer

El tatuaje dio sus frutos

Cambios en el gabinete

Vuelve a asumir en el cargo de ministro de Seguridad, Ernesto Nader Alí, el amigo de la familia gobernante que se hizo en su espalda un tatuaje con la figura del gobernador, Alberto Rodríguez Saá.  Alí, íntimo amigo de Alberto hijo, regresa después de varios meses a la función.     Sí, creer o reventar.

 

Nader Alí orgulloso con su tatuaje de Alberto. Aunque se parezca más al abuelo de Heidi

La noticia sorprendió a propios y extraños y en particular a quien ejercía la función en Seguridad, Diego González, que ahora pasará a desempeñarse como secretario de Transporte del Gobierno de San Luis. González será recordado por la cinematográfica gestión que impulsó. Se lo vio en un helicóptero supervisando un operativo, pero no de droga, sino de robo de ganado. También se lo vio arriba de una moto, pero no en un combate contra la inseguridad, sino en un control de motos.

El nuevo ministro de Seguridad, Ernesto Nader Alí, deberá afrontar los problemas que no supo resolver González, quien tuvo un paso fugaz y nunca supo administrar las políticas y acciones que le pongan un freno a la crisis que atraviesa la provincia. La inseguridad cada día gana más espacio en los barrios y ciudades, pero para el saliente ministro no era más que una sensación.

Alí, vuelve al Ministerio de Seguridad. (Foto ANSL)

¿Podrá Alí, asumir tamaña responsabilidad? Hay más dudas que certezas en este regreso al cargo. Para muchos, la amistad con el secretario General, Alberto Rodríguez Saá hijo, fue clave para este retorno y por supuesto el tatuaje, que le otorgó puntos en este juego de impunidad que reina dentro del Gobierno actual.

Alberto Rodríguez Saá se rodea de amigos de la familia que suman críticas y poco hacen para desarrollar políticas que beneficien a la comunidad toda. La mayoría de los ministros es más conocido por sus extravagancias, videos, denuncias y problemas judiciales; que por su trabajo.