POR ConstanceZimmer

La campaña de la mentira

Me lo choque en la red!

Adolfo Rodríguez Saá en su intento por acercarse a los jóvenes asistió a un encuentro previamente planificado por el hijo de su esposa. La idea era compartir unos minutos con los adolescentes, grabar unos videos y tomarse unas fotos, pero todo salió mal.

 

Mientras Adolfo conversaba con los jóvenes y aprovechaba el momento para las fotos de campaña, se fueron acercando otras promociones que de forma espontanea comenzaron a entonar canticos en repudio al candidato, algo que dio por finalizada su incursión adolescente y tuvo que retirarse raudamente del lugar con sus equipos y sus zapatillas de moda.  

Es la primera vez que Adolfo Rodríguez Saá pisa la Plaza Pringles e intenta un acercamiento con los estudiantes. Nunca mantuvo una cercanía y ahora en plena campaña espera sumar votos de forma desesperada.

Desde que comenzó a recorrer la provincia, han sido varios los momentos tensos que debió afrontar. El último episodio ocurrió tiempo atrás cuando fue a la localidad de Luján, donde fue escrachado por los vecinos que le recriminaron su actitud. “Nunca viniste en 15 años y ahora apareces como si nada”, le dijeron en esa oportunidad.

Por supuesto, después del disgusto solo subió una foto en donde se lo observó tomando mate, sonriendo y dialogando con los vecinos que no se quejaron de su actitud.