POR ConstanceZimmer

El curvón del Adolfo

Me lo choqué en la red!

Las redes sociales entregaron este lunes una nueva denuncia que involucra a Adolfo Rodríguez Saá. Al parecer, el candidato a gobernador habría pedido que se retire un puesto de comidas que estaba en cercanías a su propiedad y que molestaba por el humo y el olor a choris.

Antes no dejaba estacionar a nadie, ahora que es candidato sí, pero si algo le molesta los manda a correr. 

Rodríguez Saá ya ha tenido varios inconvenientes con la ubicación que eligió su esposa, Gisella Vartalitis, para ubicar su casa en Potrero de los Funes. La mansión se encuentra emplazada en la loma de un cerro que está metros más arriba de una de las curvas donde se reúnen jóvenes los fines de semana.

Justo en ese curvón, los integrantes de clubes de autos de diferentes marcas se reúnen para escuchar música, disfrutar de bebidas o mate. A esto se le había sumado un carrito de comidas rápidas, que a parecer molestó por el humo que generaba ante la cocción de las hamburguesas o choris.

“Hoy nos quitaron una fuente de trabajo a mí y a mi familia con la cual podíamos salir adelante, que era ir todos los domingos al curvón en Potrero de los Funes con un carrito en el cual vendíamos comida rápida al señor Adolfo al parecer le molesta la gente que quiere trabajar y por eso llamó a la policía para pedirnos que nos retiremos, estos políticos se ríen del pueblo!!! Hasta cuándo vamos a permitir esto?”, dice la publicación que rápidamente se hizo viral y no tardaron en llegar cientos de mensajes en respaldo.

Ya son varios los casos de personas que intentan vender en este sector y rápidamente son desalojados por inspectores municipales o bien por la policía de un momento a otro. Lo mismo les ha sucedido a agrupaciones de motoqueros o autos, al momento de acelerar un poquito sus motores.

Cosas que uno se encuentra en la red.