POR ConstanceZimmer

El VICTIMARIO que ahora se hace la VÍCTIMA

A cara de piedra

Adolfo y Alberto Rodríguez Saá cargan sobre sus espaldas años de despotismo y de persecución a quienes no comulgan con su pensamiento político. Han dejado sin trabajo y perseguido a miles de empleados públicos y beneficiarios de los planes sociales que utilizan como una gran unidad básica. Es tal el nivel de caradurez que profesan, que ahora Adolfo Rodríguez Saá se pone en el papel de víctima y denuncia a su hermano por tales acciones, olvidándose que él también ha perseguido a los “traidores” de una forma indigna y vergonzosa durante sus cinco mandatos y actualmente también.

Adolfo Rodriguez Saá ahora se preocupa por los trabajadores, cuando estuvo años persiguiéndolos

El mismo Adolfo Rodríguez Saá, no hace mucho tiempo que mandaba a sus intendentes aliados a perseguir “a los negros” y encerrarlos en reuniones preparadas con el único fin de “lavarles la cabeza” para que lo voten. Ahora, denuncia a su hermano por las mismas prácticas y utiliza a un grupo de abogados para generar un documento tan insólito como irresponsable.

Adolfo Rodríguez Saá persiguió durante todos sus años como gobernador quienes se cruzaban en su camino con ideas contrarias a sus pensamientos y ahora, que no cuenta con el poder del Estado, quiere hacer creer que es bueno. De victimario busca ubicarse en el lugar de víctima y no se lo cree ni él.

Este martes 7 de mayo, Adolfo y su gente realizaron una convocatoria a los medios para dar a conocer un comunicado de prensa. A la hora señalada, no hubo tal conferencia, sino que quedó al descubierto que era todo un artilugio para que los medios se encontraran con un grupo de jóvenes abogados que habían sido convocados para analizar la situación que atraviesan empleados y beneficiarios, que fueron despedidos por la actual gestión.

Rodríguez Saá cargó contra su hermano Alberto con un comunicado tan ilógico como creíble. Quien fuese cinco veces gobernador de San Luis ahora se muestra preocupado por la realidad de la gente que es echada de sus trabajos por pensar diferente, sin recordar que fue él mismo quien construyó una metodología de “aprietes” y “persecusiones” que se mantuvo en el tiempo y que Alberto Rodríguez Saá ha utilizado desde el primer día de asumido su gobierno contra todos los “poggistas” y ahora “adolfistas”.  

Dijo Adolfo sobre la conformación de la agrupación de abogados: "A raíz de éste miedo que mete el Gobierno, de perseguir, de echar, de tomar lista en los actos, de obligar a los agentes públicos, a los planes sociales a asistir a actos políticos y a censurarlos y controlarlos en las redes sociales; si miran, si ponen un "me gusta" o si se expresan de alguna manera a favor de cualquier candidato que no sea el o los candidato del oficialismo. Nos parece que es anti democrático y vamos a defenderlos".  

La cara más dura, que los rieles del tren carguero de la Zona de Actividades Logísticas.