POR ConstanceZimmer

 Comenzó la compra de votos de Alberto Rodríguez Saá

Me lo choqué en la red!

El Gobernador puso en marcha el operativo “compra de votos” y comenzó a regalar a diestra y siniestra colchones, camas, muebles, electrodomésticos y todo aquello que sirva para persuadir de cara a las elecciones próximas. Funcionarios y punteros de unidades básicas y merenderos ofrecen pero piden el respaldo en las urnas para el 16 de junio.

 


Una imagen se filtró en medio de la campaña y muestra a un vehículo del estado cargado de colchones. La foto seguramente se multiplicará a lo largo de los días en toda la provincia. Rodriguez Saá hace uso de los vehículos oficiales sin reparo, sin vergüenza y con un único objetivo, comprar intenciones.

El gobernador que no caminó una sola calle, ni visitó los parajes de los que tanto habla, espera a partir de esta metodología afianzarse en las encuestas de cara a la elección que podría ser su alejamiento definitivo del poder.

Tanto él como su hermano Adolfo han gobernado la provincia por más de 30 años y esta vez los sanluiseños entienden que los planes sociales y los regalos no van a suplir la real necesidad de trabajo genuino y de un futuro para las nuevas generaciones.

Alberto Rodríguez Saá solo tuvo dos anuncios en el lanzamiento de campaña: ollas populares y nuevas inscripciones para el Plan de Inclusión. Pero no mencionó una sola palabra respecto a políticas que le permitan a millones de puntanos acceder a un empleo seguro y genuino. Tampoco anunció planes de obras o construcción de viviendas.

Alberto Rodríguez Saá quiere mantener al pueblo sumiso y atrapado en la jaula de las necesidades, donde los únicos alimentos posibles son el acceso a un plan social o regalías políticas. El Gobernador busca afianzar esa imagen de patrón de estancia.

Ahora será el pueblo quien deberá reflexionar que quiere para el futuro de sus hijos. El momento es ahora.