POR TawnyCypress

El equipo favorito del Gobernador envuelto en un escandaloso hecho de violencia

Futbol y Bochorno Nacional

El presidente del club puntano, Roberto Vallejos  no sólo es Comisario Mayor, sino que es el jefe de la custodia del Gobernador Alberto Rodríguez Saá. Hubo golpes de la hinchada y de los mismos jugadores locales a los futbolistas adversarios.

 

El partido entre Sporting Club Victoria de San Luis y Peñarol de San Juan por el Federal regional Amateur de la AFA fue suspendido por serios incidentes que protagonizaron los hinchas locales al ingresar al terreno de juego y correr a los jugadores cuyanos, quienes debieron saltar los alambrados de la tribuna porque la policía cerró los portones.

La jornada de fútbol había comenzado a las 17, media hora después de lo previsto debido a la falta de una ambulancia y médicos en el lugar, señalan las crónicas en los diarios locales. El clima era muy tenso. Ya en la previa se habían vivido situaciones de tensión en cercanías del hotel donde se encontraban alojados los visitantes.

 Los primeros incidentes ocurrieron tras la expulsión de Walter Quevedo, de Victoria. Y luego, mientras se desarrollaba el segundo tiempo, volvió la tensión.  Los hinchas de Victoria comenzaron a ingresar al campo de juego para atacar a los jugadores contrarios. La Policía ingresó para dispersar a los hinchas y el encuentro fue suspendido por aproximadamente 20 minutos, lapso en que los jueces dirimíeron si continuaban con el mismo.

 

Varios futbolistas e integrantes del cuerpo técnico sufrieron heridas. El que se llevó la peor parte fue el jugador Ernesto Ceballo, quien se descompensó y debió recibir asistencia. La dirigencia del club sanjuanino denunció zona liberada y responsabilizaron a la policía por los hechos sucedidos ante la inacción de los efectivos.

El escándolo ya trascendió los límites de la provincia. Roberto Vallejos, Director General de Protección Ejecutiva (Jefe de custodia del gobernador Rodríguez Saá) no sólo es el presidente del Club Victoria, sino uno de los funcionarios policiales de mayor responsabilidad en el Estado, junto al Jefe de Policía y el Ministro de Seguridad. Vallejos estuvo presente en el partido y no hizo nada.

El entrenador de Peñarol, Cristian Bove señaló: "Fue un desastre. Nos pegaron en todo el partido. Cuando se suspendió quisimos salir de la cancha pero nos cerraron el portón y se armó una batalla campal. Los jugadores de ellos empezaron todo. Después se sumaron los hinchas.Queríamos ir al vestuario pero un policía nos cerró el portón y nos empezaron a pegar, no había cómo salir".

Según relató el director técnico, de la agresión participaron desde jugadores y auxiliares de Victoria hasta la barra brava: "Nosotros eramos 20 y ellos 200. Era un mundo de gente. a Ernesto Ceballo le dieron un rodillazo en el pecho y lo desmayaron. Hubo patadas, rodillazos, todos están lastimados". Lamentable.