POR ConstanceZimmer

El jefe de campaña de Alberto en Chacabuco que debería estar preso por intento de homicidio

Política sucia

Si algo le faltaba al gobernador Alberto Rodríguez Saá para completar el álbum de funcionarios impresentables es sumar a su equipo de campaña a Claudio Peralta, el ex intendente de Renca que enfrenta una causa por “tentativa de homicidio” por haber intentado matar de un tiro a un ex empleado.

 

Los vecinos denuncian que Peralta amenaza a la gente para comprar voluntades

Peralta, primero se mostró cerca de Adolfo y ahora se convirtió en el flamante jefe de campaña de Alberto Rodríguez Saá. Este acercamiento político hizo que su causa duerma en el juzgado, mientras la familia de Marcelo Lusladino, a quien quiso Peralta quiso matar de un disparo, vive atemorizada y con constantes amenazas en Tilisarao.  

Peralta se mueve con total impunidad por las calles del pueblo y del Departamento. Micrófono en mano, se encarga en los actos de repetir el discurso que Alberto Rodríguez Saá utiliza en su campaña, es decir: cero promesas, cero planes de crecimiento y solo críticas al gobierno Nacional.

El 29 de enero de 2016, mientras conducía los destinos de la intendencia de la localidad de Renca, Claudio Peralta dio terminada una discusión con un empleado de su empresa Clama SRL de la peor manera. Sacó una Colt Negra y le disparó a Marcelo Musladino hiriéndolo gravemente.  

El disparo de Peralta ingresó por el cuello, le perforó el esófago, le cortó la tráquea, le quebró una aleta de una vértebra y le afectó el sistema nervioso. Musladino está vivo de milagro y lucha día a día para que de una vez por todas la justicia avance con la causa.

Desde entonces, Peralta enfrenta una causa por Tentativa de Homicidio y podría cumplir una condena de 10 años, pero su amistad con los hermanos Rodríguez Saá, le permite gozar de estos beneficios que incluye una protección por parte de la justicia.

El, para muchos, potencial asesino ahora grita el nombre de Rodríguez Saá en las reuniones partidarias y hace uso del “apriete” para generar miedo en la gente del lugar. La violencia es el uso común en su accionar y Peralta lo sabe. Ahora habrá que ver cómo responden los vecinos de ese departamento al constante atropello.

En uno de sus discursos frente a vecinos, Peralta dijo: “Espero que sea una campaña con mucha pacificación (sic), que no nos peleemos entre los vecinos. No hay motivos para pelearse. La democracia es esto es juntarse a hablar y dialogar”, dijo el acusado por tentativa de homicidio.

El momento es ahora