POR TawnyCypress

Gisela y su fiesta de campaña

Dinero público

La esposa de Adolfo Rodríguez Saá sigue utilizando el dinero de los puntanos para beneficio propio y de su marido. 

 

Los 80 millones de pesos que le entregó su cuñado Alberto siguen dando que hablar. Mientras se espera que la Justicia se expida sobre la entrega de fondos a la fundación de Gisela Vartalitis, la esposa del senador nacional destina parte de ese dinero a una fiesta de campaña. Sortearon motos, electrodomésticos, televisores, y el baile duró hasta el amanecer. 

Simulando una celebración para emprendedoras, Gisela Vartalitis organizó una mega fiesta con la idea de captar votos para su esposo. El evento, que incluyó baile, premios y fotos con el candidato, también contó con el discurso de la presidenta de la Fundación Mujeres Puntanas que les pidió ayuda a los presentes para ganar las elecciones del 16 de junio próximo.

"Mi marido las necesita!!!", lanzó eufórica la cuñada del gobernador, quien en el 2017 se alzó con un aporte de 80 millones de pesos para la Fundación que dirige desde el mes de septiembre del mismo año.

El evento fue realizado en el salón ubicado en calle Julio A. Roca casi Riobamba. Allí, las luces y las telas que decoraban el techo del predio, llamaban la atención de cualquier persona que pasara por el lugar. Adentro, ella, la anfitriona de un encuentro que pareció ser una metodología eficaz para captar votantes.

 

En la mitad de la fiesta, Gisela Vartalitis le habló a los presentes con tranquilidad y tono reflexivo,  "hubo muchas adversidades, atacaron un montón a la fundación porque nos estamos cansando de ayudar a las mujeres, por eso tienen que seguir luchando", afirmó la esposa de Adolfo, que con el paso de los minutos empezó a adquirir un tono mas intenso de discurso político y terminó en una eufórica alocución pidiendoles el voto para ganar las elecciones. "Mi marido las necesita!" gritó Vartalitis, quien se autodenomina "oradora especialista en motivación".

Luego del discurso de su esposa, aparació él. Como de sorpresa, con cara de "pasaba por aquí, vi luz y entré". Se sacó algunas fotografías con los presentes y fue justo la oportunidad para tomar el micrófono y hacer lo suyo: "es nuestra obligación ayudarlas a ser exitosas", les dijo Adolfo y las invitó a acompañarlo en las próximas elecciones.

Mientras la Justicia sigue sin expedirse sobre la denuncia presentada por la entrega irregular de un subsidio millonario, Adolfo y su esposa Gisela, siguen haciendo uso de los dineros públicos para la campaña electoral. 

 

Recordemos que hace casi dos años, este medio denunció públicamente que a menos de 40 días de haber obtenido la personería jurídica, la Fundación “Mujeres Puntanas”, fundada por Adolfo Rodríguez Saá y su esposa, Gisela Vartalitis, recibió de parte del gobierno de Alberto Rodríguez Saá el pago, en una sola cuota, de un subsidio de $80 millones para el desarrollo del proyecto denominado “Mujeres Puntanas Emprendedoras”, la misma Fundación que ahora organiza fiestas para captar votos de cara a las elecciones del 16 de junio.