POR TawnyCypress

Ante la falta de respuestas, juntan firmas para pedir que haya partos en Merlo

Reclamo

Las mujeres de Merlo se reúnen para recolectar firmas. El reclamo comenzó hace tiempo por un grupo de futuras mamás que visibilizaron la problemática. Ahora exigen la implementación de la Ley Nacional 25.929 en toda la Provincia.  

 

Las futuras mamás exigen que se incorporen profesionales para que las mujeres puedan tener a sus hijos en el complejo público de Villa de Merlo y evitar los traslados a la ciudad de San Luis. Además plantean  que la falta de un equipo que garantice seguridad tanto como para la persona que está por parir como para los recién nacidos, pone en peligro la vida de ambos.  

Ahora, la Colectiva Feminista Comechingona puso en circulación una solicitada pidiendo a las autoridades provinciales que arbitren los medios para que en el hospital de la Villa de Merlo finalmente se atiendan partos de manera regular, un reclamo de mujeres y personas gestantes.

En el petitorio, además se solicita, teniendo en cuenta que la Provincia adhirió en el año 2014 a la Ley Nacional 25.929 de Parto Respetado, que tanto en las instituciones públicas como privadas se garantice el derecho que tienen madres, padres, hijos e hijas antes, durante y después del parto.

“Desde la CFC, nos propusimos este año contribuir con la lucha de tener un hospital digno porque el bien común es uno de nuestros principales objetivos junto con la igualdad de género. Así que iniciamos una serie de acciones para gestionar que en el hospital de Merlo se pueda parir. Pero no nos interesa sólo parir sino que queremos que el momento tan especial y bisagra en la vida de muchas, sea respetado por todos los profesionales que nos rodean. Actualmente, las mujeres son derivadas a 200km de sus hogares, a la capital de la provincia. Y, si quieren tener un parto humanizado tienen que viajar a otra provincia o tenerlo en sus hogares porque NO existe institución pública ni privada en San Luis que implemente los lineamientos de la Ley Nacional de Parto Respetado 25.929.

En ese sentido, armamos esta solicitada, dirigida al gobernador, para que disponga los medios necesarios para que esto suceda. Lxs invitamos a que firmen y compartan con sus conocidos”, manifestaron desde la colectiva.

 

De acuerdo a la Ley Nacional, las madres tienen derecho:

*A ser informadas sobre las distintas intervenciones médicas que pueden tener lugar durante el parto y postparto y participar activamente en las decisiones que acerca de las alternativas distintas, si es que existen.
*A ser consideradas como personas sanas, de modo que se facilite su participación como protagonista de su propio parto.
*A un parto respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificados.
*A ser informadas sobre la evolución de su parto, el estado de su hijo o hija y, en general, a que se les haga partícipes de las diferentes actuaciones de los profesionales.
*A no ser sometidas a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación.
*A elegir quién las acompañe durante el trabajo de parto, parto y postparto.
*A tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.
*A ser informadas, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar.
*A recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del bebé.

 

En tanto, toda persona recién nacida tiene derecho:

*A ser tratada en forma respetuosa y digna.
*A su inequívoca identificación.
*A no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación o docencia.
*A la internación conjunta con su madre en la sala.
*A que sus padres reciban adecuado asesoramiento e información sobre los cuidados para su crecimiento y desarrollo, así como de su plan de vacunación.
*Además, se promueven otras prácticas beneficiosas para el binomio madre-hijo como el “contacto piel a piel”, el corte tardío del cordón umbilical y la lactancia materna exclusiva, entre otras.