POR ConstanceZimmer

Otra vez sopa: Rodríguez Saá reinauguró la réplica de la Casa de Tucumán

Capricho feudal

La Casa de Tucumán fue y es uno de los tantos caprichos del longevo Gobernador y nadie olvidará el día que la inauguró por primera vez. Una tarde del 25 de agosto del 2016, RodrÍguez Saá se mostraba orgulloso. A su espalda, se observaba la réplica, pero también se podía apreciar cómo las sierras centrales de San Luis ardían. A él nunca le importó. Un año después, un incendió quemó por completo la Casa de Tucumán (¿karma?).  Este jueves 5 de junio de 2019, volvió a reinaugurarla. Capricho feudal.  

 

Rodriguez al momento del acto de reinauguración. Foto: Agencia San Luis).

La primera vez que inauguró la obra de la réplica de la Casa de Tucumán, el estado invirtió $16.525.214,23 y tardó 75 días corridos en construirla. En ese entonces, nunca se informó al respecto. La mayoría de los vecinos y habitantes de San Luis se enteró casi cuando estaba por ser concluida la misma.

Ahora, Rodríguez Saá utilizó los dineros de los aportes del tesoro nacional, que deberían ser utilizados por los intendentes para obras más beneficiosas para la sociedad, para re construir la réplica.  En esta ocasión, gastó casi el mismo dinero: $16.260.270.

Durante el acto se mostró como un héroe, o más bien un prócer que acaba de salvar a San Luis. Caprichos de un señor feudal que prefiere gastar millones de pesos en su propio regalo, a generar empleo verdadero y genuino para los puntanos.

El momento es ahora!.