POR TawnyCypress

Condenados: Malas noticias para Freixes y Zavala

Culpables

La Cámara Nacional de Casación penal ratificó las penas contra los ex ministros de Alberto Rodríguez Saá la escandalosa causa conocida como las "renuncias anticipadas" de los jueces. La Cámara rechazó los recursos que presentaron sus abogados. El juicio demoró 13 años en concretarse.

Sergio Freixes, actual ministro de Rodríguez Saá y Mario Zavala, ex ministro de la legalidad

 

Con esta decisión, la condena quedó firme.  Los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo rechazaron los recursos que habían puesto las defensas de Sergio Gustavo Freixes y Edgar Mario Zavala, ex ministro y viceministro del Ministerio de Legalidad de San Luis. Ambos fueron condenados a la pena de seis años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos. 

El máximo tribunal penal del país encontró a los ex funcionarios puntanos como coautores penalmente responsables del delito previsto en el art. 149 bis, segundo párrafo, del C.P. en relación al hecho ocurrido el 28 de octubre de 2004, en concurso real con el delito previsto en el art. 149 ter, inc. segundo, apartado a), del C.P. por el hecho acontecido el 15 de marzo de 2005, y mantuvo la inhabilitación dispuesta para ocupar cargos públicos.

Freixes y Zabala fueron acusados del delito de "coacción agravada" contra los jueces que buscaban ingresar al poder judicial de la provincia. Según las denuncias, a quienes buscaban un lugar en la justicia les hacían firmar renuncias anticipadas como un requisito indispensable para ocupar cargos en el Poder Judicial. 

El actual ministro de Producción y el ex viceministro de la legalidad de Alberto Rodríguez Saá, habían sido condenados en primera instancia en noviembre de 2018 por el Tribunal Oral Federal de San Luis, en una causa que provocó un escándalo en el sistema judicial puntano. Pero ambos habían apelado hasta llegar a la Cámara de Casación que ahora también falló contra ellos. 

El escándalo judicial estalló en abril de 2005, cuando la entonces Fiscal del Crimen Nº 3 de Villa Mercedes, Gretel Diamante, denunció ante la justicia federal que funcionarios del gobernador Alberto Rodríguez Saá exigían que los jueces y funcionarios judiciales presentaran la renuncia anticipada y en blanco para nombrarlos en el cargo.

El disparador de aquellas denuncias fue el caso de Marina Zillioto, una de las principales impulsoras del expediente y testigo fundamental de lo ocurrido. En 2004, Zilotto fue nombrada como camarista luego de ganar un concurso. Pero lo que parecía una buena noticia se convirtió en un problema. Fue cuando, le informaron que antes de asumir tenía que dejar firmada su renuncia para que pudiera ser usada cuando el poder Ejecutivo lo necesitara. 

Así el Gobierno interfería en la independencia judicial y podía impulsar la  separación del cargo a aquellos que pudieran oponerse a las voluntades oficiales. Varios jueces fueron sometidos a firmar sus renuncias de manera anticipada con lo cual quedaban en una posición de debilidad y dependencia del poder político.