POR TawnyCypress

Podría profundizarse la crisis en el transporte

Sin Solución 

Rehenes del sistema y de la falta de soluciones del Gobierno de la Provincia, los usuarios del servicio de transporte aguardan las novedades para la semana. Desde la UTA amenazaron con nuevas medidas de fuerza. 

 

 

Sin solución a la vista, el servicio de transporte provincial vuelve a atravesar una profunda crisis que amenaza con profundizarse en las próximas horas. Mientras en numeros distritos provinciales, se pudo llegar a un acuerdo para no seguir perjudicando al usuario, en San Luis, la infiderencia sigue siendo la gran protagonista.

Luego de 48 horas de paro, a fines de la semana pasada, los colectivos funcionaron con normalidad sábado y domingo, tanto urbano como interurbano. Sin embargo, la Unión Tranviaria Automotor (UTA) advirtió que, si las soluciones no llegan, se vendrían nuevas medidas de fuerza para la semana que comienza.

En el mes de marzo, luego de una extensa medida que dejó sin servicio durante 12 días a los usuarios, el Gobierno de San Luis entregó préstamos a los propietarios de las empresas de transporte interurbano y la situación parecía normalizarse. Pero todo fue momentáneo. 

La medida dispuesta por  Alberto Rodríguez Saá, sólo fue un parche que le sirvió para descomprimir la situación y sacarse la foto con las empresas y el gremio que nuclea a los choferes. Sólo pasaron algunas semanas para que la crisis volviera a cobrar importancia. El dinero que Rodríguez Saá entregó a las empresas, sólo sirvió para tranquilizar las aguas.

Ahora, la UTA reclama los aumentos salariales que consiguieron en Buenos Aires, pero las empresas dicen que no pueden afrontar esos aumentos. Se trata de un incremente del 20% en los sueldos y un bono de 16 mil pesos a pagar en 3 cuotas.

Si bien,  la medidas llevadas a cabo en los últimos días tienen alcance nacional, cada jurisdicción tiene la posibilidad de realizar  sus propias negociaciones. En varios lugares del país,  el conflicto pudo destrabarse, como es el caso de Salta donde se llegó a un acuerdo con los trabajadores y la medida de fuerza fue levantada.

En una solicitada que publicó el lunes pasado, la Casa Rosada había responsabilizado a los gobernadores por el conflicto del transporte. Las autoridades nacionales salieron al cruce por el manejo de los subsidios y aseguraron que las provincias reciben más recursos por el Pacto Fiscal.