POR ConstanceZimmer

La inseguridad y la droga se afianzan, pero para el Ministro de Seguridad estamos mejor que nunca

Inseguridad

El responsable de velar por la seguridad de San Luis, Ernesto Nader Alí, se desligó de la lucha contra la droga aduciendo que es responsabilidad de la Nación. Dijo que tenemos la mejor policía y dejó en claro que solo piensa en asumir la intendencia de La Toma, de donde es “naciu y criau”.

 

Nader Alí, el ministro que se tatuó en la espalda la imagen del Gobernador

Durante una entrevista brindada para Radio Popular San Luis, el electo intendente y actual Ministro de Seguridad de la provincia dejó algunas manifestaciones respecto a la seguridad y el trabajo que se hace desde el Gobierno.

Como ya es una costumbre en su gestión, tanto ésta como la pasada, Alí, no dejará huella de su trabajo fugaz, efímero y lejos de cumplir el pedido de la gente respecto a una mejor seguridad en las calles de San Luis.

Por el contrario, los robos, los motochorros, los delitos en general y la proliferación de kioscos de droga se siguen multiplicando en cada barrio, pueblo o localidad.

El Ministro dijo, respecto a la droga, que han comprado escáneres para trabajar en la lucha contra el narcotráfico. Y aclaró que la droga es una competencia que le corresponde al gobierno de la Nación, pero la Policía de la Provincia lo hace de manera auxiliar.

Evitó responder sobre casos de robos como el que sufrieron empleadas de DOSEP. Al respecto dijo que hay provincias vecinas con las tasas más altas de inseguridad y esquivó así las peguntas.

“Tenemos que tomar recaudos entre todos”, dijo el Ministro y se animó a hablar del tejido social y dijo: “yo la veo muy bien a la fuerza”. A esto adelantó que han realizado grandes avances por “grooming” (acoso sexual en redes) y búsqueda de personas.

Por otra parte y durante la entrevista en el programa “La Revista de la Tarde”, dijo que hay un mercado negro de armas, pero no supo explicar cómo se trabaja para evitar esto. “Tenemos que trabajar en eso también”.

Dijo que las “cámaras de video vigilancia sirven para resolver y no prevenir”, respondiendo a la falta de instalación de cámaras en barrios a pedido de los vecinos que sufren hechos delictivos.