POR TawnyCypress

Los  problemas en el Transporte no aflojan

Lo que se viene

En Merlo, solicitaron un incremento del 40%, mientras en La Punta, el boleto debería alcanzar los $75 para que empresa pueda brindar el servicio. Continúa la incertidumbre por la falta de soluciones. 

 

 

Los usarios del transporte provincial aguardan con cautela el desenlace del aparante período de calma que vive el sector, luego que Relaciones Laborales dictara la conciliación obligatoria. Pero el conflicto no ha terminado, los problemas continúan. Todo tiene que ver con los costos y con la falta de recursos de las empresas para afrontarlos.

La empresa Zenitram, propietaria de Zenibus, que presta servicio de transporte Urbano de pasajeros en La Villa de Merlo, presentó una nota al Concejo Deliberante solicitando un incremento en el valor del boleto equivalente al 40% a partir del mes agosto, que acaba de comenzar. 

El incremento en la escala salarial, la suba de los precios de insumos básicos como combustibles y lubricantes, más la inflación desde el último aumento de tarifa y el aumento indiscriminado de los costos operativos, son las razones de la solicitud, según indica la nota presentada en el órgano legislativo municipal.

En tanto, y mientras se encuentra una salida a los graves problemas que atraviesa el sector, la propietaria de la empresa María del Rosario, Rosa Gómez,  sostuvo que se ven imposibilitados de brindarles una nueva escala salarial a los choferes debido a que “el valor del boleto no alcanza”. Gomez estimó que para que la empresa se estabilice, el ticket hacia La Punta debería estar costando unos $ 75; el valor actual es de $ 45.

En declaraciones formuladas a El Chorrillero, la empresaria, aseguró que en las condiciones actuales, las  empresas de transporte no pueden funcionar, el dinero no les alcanza para afrontar los gastos que implica el servicio.

El mes de agosto ya comenzó y el primer problema que se presentará en el medio de las negociaciones que se desarrollen en Relaciones Laborales es el pago de los sueldos de los choferes.

Los días de paro del mes de julio empujaron a las empresas a recaudar menos y la situación se complica. Esto traería aparejados nuevos problemas cuando los empleados no reciban sus salarios, por lo que el desenlace sería dificil otra vez.